¿Quieres ser creativo? Planta tu culo en el trono de la agonía

¿Quieres ser creativo? Planta tu culo en el trono de la agonía

Sobre la creatividad se han escrito ríos de tinta. Miles de consejos escritos en miles de libros para potenciarla, mejorarla, despertarla, moldearla y domesticarla, aunque esto último en realidad sea imposible. Con esta avalancha de información, una se acaba perdiendo y no sabe si para potenciar su creatividad tiene que dejarse de chorradas y ponerse al lío o bailar desnuda bajo la luna en el solsticio de verano. O un punto intermedio.

Por eso, cuando entre toda esta niebla veo algo que me llama la atención no dudo en compartirlo con vosotros, y el concepto de “Trono de la Agonía” sin duda lo ha hecho. Aunque quizá estés pensando que estoy loca, en este caso no es mi culpa: el concepto lo descubrí leyendo a Sally Hogshead. Sally explica que todo proceso creativo tiene cinco etapas emocionales, y que todas son más o menos divertidas menos una: la fase de la agonía.

Estas son las cinco etapas emocionales del proceso creativo:

  1. Posibilidad. La etapa fácil. Probablemente tengas algunas ideas normalitas, pero solo estás jugando y divirtiéndote. Problamente estés en modo “Aquí va una idea. Y otra. Y otra. Tío, que buena soy”.
  2. Duda. Es la etapa en la que analizas tus ideas de cerca y piensas que va a ser que no son tan buenas. Empieza la duda y la incertidumbre y el empezar a cuestionarlo todo. Y ese “todo” te incluye a ti mismo.
  3. Agonía. Es la etapa dura. Tortura y  automachaque puros y duros. Piensas en dejarlo todo y hacerte fontanero o en huir a un lugar muy lejano en el que las vocecitas de tu cabeza dejen de susurrarte lo looser e impostor que eres, porque no has tenido una idea buena en tu vida.
  4. Epifanía. ¡Lo has conseguido! Has sobrevivido a la etapa anterior, y lo mejor es que llevas una buena idea (o varias) bajo el brazo. Sientes alivio y un subidón de energía.
  5. Arte, sutileza. En este punto moldeas tu idea para hacerla lo más ejecutable y brillante posible de acuerdo con un objetivo. Aquí es donde sacas a relucir todas tus habilidades, talentos y estilo propio.

5-stages-of-the-creative-process-Sally-Hogshead

Paradójicamente, es en la etapa de la agonía donde surgen las mejores ideas, y cuanto antes aprendamos a asumir que tenemos que pasar por ahí, mejor. La agonía es la mejor parte, es de dónde nace la inspiración y los “momentos eureka”, es donde reside la oportunidad de crear algo genial, nuevo y único.

 

 (en inglés suena un poco menos a eslogan publicitario, lo prometo)

Pero como buenos seres humanos que somos, nuestro objetivo suele ser evitar lo negativo al máximo. ¿Cómo aprovecharnos de esta fase, entonces? La solución es tan simple como complicada al mismo tiempo. Aceptándola. Atravesándola. Si sabes que en un punto del proceso creativo vas a desanimarte, si puedes anticiparte a la lucha interna que vas a librar, si consigues dejar de resistirte…ahí es donde vas a empezar a crear de verdad.

Sally Hogshead explica que, a la hora de planificarte para un proyecto creativo, es importante que construyas un espacio temporal suficiente para poder trascender las ideas simples y sentarte en el trono de la agonía. También recomienda que, si trabajas para otra persona, le intentes transmitir siempre que sea posible la dedicación que exige llegar a una buena idea. Puedes decir algo así:

“Soy consciente de que tenemos un tiempo limitado, y que tenemos que llegar a nuestra solución cuanto antes. Pero si realmente queremos el mejor resultado, no podemos acelerar drásticamente el proceso porque terminaremos por presentar una idea mediocre. Las ideas mediocres son caras y su ejecución es tan costosa como la de una idea brillante, aunque generalmente llevan a resultados también mediocres “ (Sally Hogshead)

Aunque tengo que reconocer que mi naturaleza es más bien hedonista (para qué negarlo), últimamente estoy explorando el valor de aceptar las emociones negativas. Parece que al aceptar las luces y las sombras de cualquier situación, las sombras se iluminan y pasan más rápido, por decirlo de forma metafórica. Además, sin una no existe la otra, y esta dualidad se repite constantemente: en nuestra psique, en las relaciones, en las situaciones del día a día…y sí, también en el proceso creativo. Blanco y negro. Día y noche. Luz y sombra. Agonía y éxtasis.

Todo el mundo puede dar con un saco de ideas anodinas. Eso es fácil. Lo complicado es dar con una idea genial, por eso las ideas originales son tan valiosas: porque no se regalan. La pregunta es, ¿eres capaz de persistir, de llegar al otro lado, de pasar la etapa de la agonía para llegar a algo mejor? Habrá que intentarlo,  ¿no? ;)

  Imágenes: 1, Suscripcion_entradas_minimal

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Trackbacks/Pingbacks

  1. Las dos claves fundamentales que debes conocer para catapultar tu vida creativa - Unusual Hippies - […] si te interesa el tema de la creatividad, te gustarán los artículos sobre el trono de la agonía, las…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *