Descubrimientos de viernes: Kinfolk Magazine

Descubrimientos de viernes: Kinfolk Magazine

Hoy es viernes y se nota: es uno de esos días en los que lo único que apetece es sentarse en una terraza a tomar el solete, charlar con alguien o incluso enfrascarnos en una buena lectura.

Cuando me sumerjo en esta estampa idílica, no puedo evitar imaginarme el tacto rugoso y agradable de la revista Kinfolk entre mis manos. Si no conocéis esta publicación trimestral colaborativa, fruto de una comunidad de artistas de todo el mundo, os estáis perdiendo una buena. No se si ellos se definen así, pero a mí me parece una revista “slow”: cuidada hasta el más mínimo detalle, con un diseño y una fotografía impecables…parece que está hecha a fuego lento, con mimo, como quien hornea pastelitos caseros, pero horneando palabras, vivencias, conversaciones, escenarios…(se me va la cabeza, yo lo se).

Cada número de Kinfolk gira en torno a una temática determinada y suele incluir recetas de cocina, entrevistas, ensayos, guías de locales de diversas ciudades e historias personales. Aunque ya he echado el ojo a algunos, los números que más me llaman son:

 -El número diez, The Aged Issue, dedicado a la edad y a “todas las cosas que mejoran con el tiempo: nuestros seres queridos, las tradiciones familiares, la comida y el vino” (¿veis? Son unos genios)

Kinfolk5

-El número once, The Home Issue, dedicado al hogar, al significado que tiene según las diferentes culturas y personalidades. Me gusta su concepto de que lo importante es con qué y con quién lo llenes.

– El número doce, The Saltwater Issue, dedicado a uno de mis grandes amores: el mar.

-El número actual, The Entrepeneur Issue, en el que se explora el espíritu de innovación y la motivación que lleva a los emprendedores a seguir este modo de vida a pesar de los obstáculos que se presentan. Además, prometen regalar inspiración para equilibrar la balanza entre tiempo de trabajo y de ocio, tema bastante complicado para los que trabajan para sí mismos. Ya os contaré porque lo tengo reservado :D

Una cosa que me encanta de Kinfolk es que la comida y todo el ritual que la acompaña cuando está bien hecha (léase reuniones, sobremesas y tertulias) es un eje importante de su publicación. No hay más que ver su libro de recetas de cocina, The Kinfolk Table, al que quiero echarle el lazo YA.

Kinfolk1_DesignSponge

 Además de sus publicaciones, los de Kinfolk se dedican a repartir belleza y moderneo por todo el globo terráqueo gracias a sus eventos, en los que lo mismo aprendes a hacerte una corona de flores que te metes una buena comida entre pecho y espalda. Sin duda, son altamente tentadores.  (¡señores Kinfolkianos, se que me estáis leyendo! Pasaos por el Mediterráneo y/o aledaños, que os trataremos muy bien! *findelacita*)

Kinfolk7

Si os ha picado la curiosidad, en su web  hay algunos artículos de visita abierta, pero para verlos todos hay que comprar una suscripción online. Si eres un friki del papel (como yo), seguramente quieras tenerlos en el formato clásico: la buena noticia es  que te los  pueden enviar a casa cada trimestre, y la mala es que los gastos de envío para España son de enviar tu riñón a la sede de Correos, directamente. Por eso, lo mejor es optar por la opción B y buscar a alguno de sus distribuidores en España. En Valencia podéis encontrarla en la libreria Dadá, del museo MUVIM, y en Madrid la vi en bastantes sitios. Prueba a olfatear por mercadillos pop-up y tiendas cuquis y seguro que la encuentras.

¿Qué te ha parecido esta revista? ¿Qué vas a leer este fin de semana? I wanna know!^^

 Todas las imágenes han sido sacadas de la web de Kinfolk

Suscripcion_entradas_minimal

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 Comments

  1. La revista no la conozco, pero se perfectamente a lo que te refieres con la descripción. Amo los detalles bien cuidados, el esmero con que están hecha las cosas, porque son al fin y al cabo todos estos pequeños/grandes detalles los que marcan la diferencia. Y no te preocupes, tus descripciones son tan mías, que siento que las palabras han salido de mi, quizás es porque a mí también se me va la cabeza ; ).
    Un beso y feliz fin de semana.

    Reply
  2. Lo que más me gusta de este pequeño espacio es poder conectar con personas con intereses e inquietudes parecidas a las mías, así que…¡que vivan las locas de la cabeza!jaja Como bien dices, el detalle siempre marca la diferencia :) ¡Un abrazo, Rosy!

    Reply
  3. Pau! yo tengo la Kinfolk Table! asi que cuando quieras, ya sabes donde venir a verla!

    Reply
    • Olee! ¿Y qué te parece? Ya tengo una excusa (más) para haceros una visitilla :D

      Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *